Spaguetti negro de sepia con salsa arrabiata.

 

Si sois amantes de la pasta y el picante, estáis de suerte. La pasta se puede cocinar de muchas maneras, con la salsa que más te guste y bien cocinada, esta de muerte. Después de empaparme de cómo hervir la pasta fui  probando todas sus vertientes, y llego  a la conclusión bajo mi punto de vista, que la mejor manera de hervirla y que quede  al dente, es tal y como explico  en esta receta. Vamos con ello.

Al lío 😉 

Ingredientes:

  • 150 g de pasta negra de sepia, en este caso yo elegí spaguetti (elegir la  que más os guste).
  • 2-3 chiles rojos (si os gusta más picante, ya sabéis, pero tened cuidado. Las semillas del chile rojo pican bastante).
  • 2 dientes de ajo.
  • 500 g de tomates pelados (si vais a utilizar tomates frescos, comprarlos  maduros y bien rojos ).  No lo rallamos, lo pelamos y los partimos por la mitad y luego en cuartos. Si por el contrario preferís las latas de tomate ya pelado también se puede, es rápido y cómodo, eso si elegir un tomate de calidad. 
  • Gambas o langostinos frescos (opcional)
  • Perejil picado.
  • Parmesano rallado.
  • Sal.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Una cucharadita de bicarbonato.

 

IMG_0145

Elaboración:

Lo primero que haremos es pelar las gambas o langostinos y reservarlos.

Troceamos bien el chile rojo y el ajo. Cuidado con las semillas del chile, si lo preferís menos picante podéis quitarle algunas que otras semillas a los chiles rojo. Os lo dejo a vuestro gusto.

En una sartén amplia echamos un chorreón de aceite de oliva virgen extra, añadimos los chiles rojos junto con el ajo. Sofreímos unos minutos, teniendo cuidado  que el ajo no se queme, pues si no amargara. Incorporamos los tomates, bien los frescos partidos o bien los de  lata, os lo dejo a vuestra elección. Tenemos que sofreír el tomate a fuego medio, para que vaya a soltando todo el agua y remover  de vez en cuando. Añadimos la sal al gusto y una cucharadita de bicarbonato. Removemos e integramos bien. Una vez que veamos que el tomate a perdido la mayor parte del agua y empiece a freír, añadimos las gambas / o langostinos frescos y removemos. Este paso es fundamental porque no debemos hacer mucho el marisco, así estará mucho más jugoso. Removemos bien y rectificamos de sal si hiciera falta.

Ya tenemos nuestra salsa arrabiata lista.

Por otro lado, en una cacerola, añadimos  agua con un buen toque de sal, cuando empiece a hervir el agua se agrega la pasta, yo en mi caso, spaguetti negro de sepia. Podéis utilizar la pasta que más os guste, de igual modo quedara genial. Seguid siempre las recomendaciones del fabricante a la hora de hervir la pasta. Punto muy importante y de ahí el comentario del inicio de mi receta. Para gustos colores, a mi me gusta al-dente. Cuando tengamos la pasta a nuestro gusto, con una espumadera grande vamos echando nuestra pasta escurrida a la sartén directamente. No le echéis agua a la pasta para enjuagarla, es un error garrafal. La integramos bien con el tomate y la calentamos si hiciera falta. El último toque es el perejil picado y además abundante. Podéis ponerle la hierba aromática que mas os guste, orégano fresco, albahaca, etc. …

Lo ultimo y no menos importante, espolvorear el queso parmesano rallado a casco porro. 😉 ♥ Nota: A mi gusta agregarle un chorrito de aceite de oliva por encima una vez terminado.

Disfrutad de la comida, disfrutad con la receta y para cualquier duda o consulta, ya sabéis por donde ando.

Sed muy felices ♥

Disfrutar;)

 

IMG_0165

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s